Te explicamos brevemente porque es importante trabajar con influencers para tu marca.

Los influencers son un gran recurso para las empresas, por muchas razones que explicaremos a lo largo de este artículo, pero una de los mayores impactos que viene a consecuencia de contratar un influencer, se mide en estos términos: significa tener una gran publicidad a un costo relativamente bajo. Hace pocas décadas atrás este fenómeno era difícil de imaginar y este rol lo cumplían mayormente celebridades a quienes la gente admiraba por su trabajo (actores actrices, deportistas etc.) y cuyos honorarios eran realmente elevados. Pero hoy día este nicho de marketing lo han ocupado personas comunes y corrientes que han cosechado seguidores legítimos en las redes sociales gracias a su capacidad de comunicación, persuasión o pasión por el rubro en el que se desempeñan.

Así ha nacido lo que se conoce como “marketing de influencers”, una disciplina que estudia la interacción de las empresas con los influencers y el impacto que éstos pueden tener en el incremento de las ventas.

¿Por qué debería contratar a un influencer?

El objetivo final de contratar un influencer para construir una buena campaña de marketing en redes sociales, es lograr que los clientes de la empresa comenten positivamente su compra y compartan sus opiniones al respecto. Hay quienes afirman (y no les falta razón) que esta modalidad no deja de ser como el antiguo “boca a boca”, solo que en el mundo virtual.

Claramente, si la opinión (positiva o negativa) de un solo usuario común es importante en la web, imagina la potencialidad que reviste la opinión de un influencer que tiene miles de seguidores. Una vez que se entiende esto, se vuelve fácil entender por qué se habla tanto de influencers hoy en día, y por qué el marketing de influencers es muy útil para cualquier empresa.

A nivel global, las plataformas preferidas por los influencers son Instagram y YouTube, especialmente si te diriges a un público de entre 16 y 30 años, pero Facebook y Twitter también tienen su espacio bien ganado. Y sin duda Tik Tok, siendo ahora mismo la red social con mas descargas, es una gran candidata como plataforma de influencers.

Las opciones que ofrece Tik Tok para los creadores de contenido o influencers son mas reducidas que en Instagram. Ya que originalmente se ideó como aplicación para hacer bailes cortos. No tiene formatos como en Instagram (Historias, Reels, Post o IG TV)

Tipos de influencer

Con frecuencia las empresas a la hora de contratar un influencer, valoran lo que podríamos llamar tres tipos o categorías, según sea el objetivo específico que se busca al solicitar su colaboración; éstos son: 

  • Macro influencers son deseables para aumentar la visibilidad de la marca y crear conciencia sobre sus productos y servicios, quizás a escala global. Normalmente solo las grandes empresas son capaces de contratar a estos influencers. Por una cuestión de presupuesto sobretodo, aunque también de utilidad. De esta forma la marca tiene otro spot mas donde poder dar a conocer su marca, de la misma forma que en televisión o carteles publicitarios, pero con un nicho de personas mas segmentado.
  • Influencers también tienen un amplio alcance, pero su fortaleza es atraer un público más específico. En contrapartida, los llamados microinfluencers son adecuados para empresas que buscan clientes potenciales que fidelicen a largo plazo y concreten suscripciones de un grupo objetivo específico. Tanto este punto como el siguiente es para el resto de empresas mortales, es deccir, Pymes y autónomos. Por lo general estos influencers son más económicos que los macro aunque su impacto en una marca pequeña puede ser mas notorio del que tendrá un macro influencer con una gran marca de consumo (Coca Cola, Fanta, Colacao…)
  • Microinfluencers, son quienes entran en juego cuando comercializan contenido local para una audiencia limitada. Son la mejor opción para campañas de marketing de máximo compromiso y bajo presupuesto. Al tener menos alcance y menos seguidores suelen ser mas económicos, aunque para nosotros no es lo más importante. Desde el punto de vista de Space Media, creemos que lo que hace a los microinfluencers especiales, son las ganas y dedicación de empezar a crecer en una red social. Son las ganas de hacer cosas nuevas y la pasión que le ponen a sus primeras campañas.

Influencer = amigo

En conclusión, desde el punto de vista del seguidor, es perfectamente válido describir a un influencer como un amigo. Y esta afirmación es clarísima partiendo de un ejemplo: imagina que vas a viajar a otro país. En general uno se contacta con algún amigo que ya haya estado allí o que nos aporte alguna experiencia o dato valioso y lo hacemos porque confiamos en esa persona. Pues bien, un influencer a quién seguimos es eso: una persona en quien confiamos. Desde la perspectiva de una empresa, es una oportunidad de oro para hacer buen uso de ese valor agregado.

Si hay algo que nos gusta recalcar es que un influencer no puede ser el punto de partida de tu negocio. El influencer debe ser un apoyo en tu negocio. Debe poder transmitir tu mensaje a mas gente, pero previamente tienes que tener un mensaje claro, algo que quieras decir y que quieres que tus clientes o potenciales clientes escuchen. De nada sirve trabajar con un influencer, por muchos seguidores, likes y comentarios que tenga, si no tiene nada que ver con el mensaje que queremos transmitir. Al final el influencer tiene que generar confianza en algo que ya estás intentando transmitir tanto en tu producto, como en tus redes sociales de empresa como en tu página web.

Ejemplo de colaboración con influencers

Imagina que tienes una marca de lencería femenina y quieres contratar influencers para que hablen de tu producto y que así sus seguidoras compren tu producto.

En este caso está muy claro que en ningún momento trabajaríamos con un hombre, aunque seguro que hay alguna excepción, pero por norma general la lencería femenina la compran y la usan las mujeres. Con lo cual lo más normal es que colaboremos con influencers que entiendan el producto y que además pudieran ser clientes potenciales de la marca. Un hombre en este caso no lo sería.

Pero no vale con decir, cualquier mujer puede promocionar este producto.

Imaginemos que nuestro producto es un producto premium, con un coste mas bien alto.

Es muy probable que las influencers más jóvenes tengan seguidores y seguidoras igual o mas jóvenes que ellas, ya que por lo general seguimos a personas con las que nos sentimos identificadas o personas reflejo, es decir, que nos gustaría parecernos a ellos/as. Es muy probable que las jóvenes que sigan a esta influencer no tengan el poder adquisitivo suficiente como para permitirse lencería femenina premium, así que deberíamos buscar perfiles algo mas mayores, que también encajen dentro de la idea de marca y que también pudieran ser clientes potenciales.

Esto es solo un ejemplo. Cada marca y cada producto es un mundo, hay que entender bien a que personas nos dirigimos para poder colaborar con el influencer adecuado que nos ayudará a dar a conocer nuestro mensaje entre mas personas que tengan las mismas características y necesidades que la marca puede cubrir.

Si buscas influencers para tu negocio, Space Media es tu sitio.